tortuga

Hacer turismo responsable y sostenible

Hacer turismo responsable no es sólo un código de comportamiento para el viajero que cambia según el país en el que esté. Es una forma de pensar y de actuar que se basa en los principios de respeto por el ecosistema, la economía, la sociedad y la cultura de cada lugar que visita.

Si te suenan de algo los términos: responsabilidad social, ecología, multiculturalidad e impacto medioambiental te habrás dado cuenta de que la preocupación por el medio ambiente, el desarrollo sostenible y el respeto a otras culturas son temas con una gran cobertura dentro de los medios de comunicación.

Puede que tengas la impresión de que el turismo sostenible es algo relativamente nuevo. Sin embargo, las facultades de turismo de todo el mundo llevan escribiendo y hablando sobre él desde los años 70. Parece mentira, pero ya han pasado casi 50 años de aquello y aún es un tema que da de qué hablar.

A menudo cuando viajas relajas tanto tu cuerpo y tu mente que olvidas tus buenas costumbres de ser humano sostenible. Una prueba de ello es que cuando volvemos de vacaciones apenas nos sobran agujeros en nuestro cinturón y, aunque aún haga calor, nuestra cuenta bancaria está tiritando cuando miramos nuestro extracto.

Parece que todo el mundo está en llamas y que todo lo que haces está mal. ¡No te fustigues! A todos nos encanta viajar y disfrutar de los pequeños placeres y comodidades de la vida moderna. Por suerte tienes la solución en tu mano. Hoy en día no existen tantos problemas como antes para satisfacer tus necesidades sin comprometer tus valores éticos. 

Sé el turista que te gustaría que visitara tu país

No regales tus maletas ni cortes en mil pedazos tu pasaporte. Cuando decidas hacer turismo puedes seguir algunos de estos consejos. Te sentirás mejor contigo mismo y a la vez estarás colaborando en hacer del mundo un lugar mejor.

  1. Haz que tu “yo sostenible” siempre viaje contigo.

  2. Procura que el modo en el que llegues a tu destino sea lo más respetuoso posible con el medio ambiente.

  3. Muévete usando medios de transporte que no generen emisiones.

  4. Ahorra papel utilizando documentos digitales y genera menos residuos.

  5. Tu alojamiento puede que no te cobre la luz ni el agua, pero usa estos recursos como si lo hiciera.

  6. Procura hospedarte en alojamientos sostenibles.

  7. Mézclate con la población local y esfuérzate por comprender su idiosincrasia.

  8. Intenta que todo lo que consumas provenga de negocios de la zona y tenga una repercusión directa en la economía local.

  9. Reduce tu impacto en la naturaleza del lugar y evita las interacciones dañinas con el medio.

  10. Comparte y divulga la cultura y particularidades genuinas que has descubierto.

Otra manera de entender y aplicar los valores de sostenibilidad y respeto es saber que el turismo responsable y sostenible se asienta sobre la idea de que toda acción conlleva una reacción.

No es algo que se nos haya ocurrido a nosotros ni tampoco ningún miembro de Greenpeace. Esta idea fue formulada por primera vez por Sir Isaac Newton en el siglo XVII. Newton nunca escribió sobre turismo, pero es un concepto que se puede trasladar perfectamente a la filosofía de turismo sostenible -curioso, ¿verdad?-.

Escoge tu destino sostenible

Aquí te proponemos algunos de los destinos conocidos por estar a la vanguardia del turismo sostenible y responsable:

Europa

  • Noruega
  • Finlandia
  • Islandia
  • Eslovenia


América Central

África

Oceanía

  • Nueva Zelanda

Ya sabes de sobra cómo vivir de la manera más sostenible y respetuosa posible. Todo lo que haces -tambíen cuando viajas- tiene unas consecuencias en el medio ambiente, la economía, la sociedad y en la cultura. La sostenibilidad es algo que te acompaña allá donde vas. ¡Sácale un billete a ella también!



¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print
Share on email